Tus 100 primeros días en tu nuevo trabajo

Artículos, Desarrollo directivo

Demostrar que vales en tu nuevo trabajo es fundamental y si tus primeros 100 días están bien programados, lo normal es que el camino iniciado transcurra sin problemas. Los primeros 100 días en un nuevo puesto suponen un gran reto y sin duda, esos días son determinantes, aquí te propongo algunos consejos.

Tienes que familiarizarte con el edificio, con tu oficina, con tus colegas de trabajo, con el estilo de trabajo de la nueva empresa, todo un reto que hay que saber afrontar y además debes dar muestra de saber hacerlo en un tiempo limitado. El plazo habitual suele estar en los tres meses desde tu incorporación.

El primer día en un nuevo trabajo es una experiencia única, no conoces el edificio, ni a tus nuevos compañeros, ni tienes muy claras cuáles son tus tareas. Como “el nuevo” de la empresa, estás en una posición en la que te ves débil; debes encontrar tu sitio en el equipo y tus compañeros se tienen que acostumbrar a ti.

En relación a la empresa y tus jefes

Durante el primer mes preocúpate en identificar qué expectativas tienen sobre tu puesto, aprende la cultura y valores de la empresa, su “estilo” y familiarízate con tu entorno.

En el segundo mes tienes que tener elaborado un diagnóstico de la organización y en cuanto tengan propuestas, ponlas en conocimiento de tus jefes y también de tu propio equipo de trabajo.

En el tercer mes ya puedes proponer las estrategias más adecuadas, coordinadas con nuestro jefe directo y debidamente informadas a nuestro equipo.

En relación a tu equipo

En el primer mes debes identificar su DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades). Sobre todo debes tener muy presenta cuáles son sus fortalezas porque sobre ellas deberás apoyarte. Ya habrá tiempo para desarrollar las siguientes.

En el segundo mes puedes planificar y tomar decisiones con respecto a tu equipo. Es recomendable que informes debidamente de los cambios y admitas sugerencias o en su defecto, que justifiques los cambios en pos de unos objetivos que debes explicar.

En el tercer mes debes explicar a tu equipo el plan de acción y buscar una alineación de todos con la estrategia marcada. Además si estableces un cambio importante, debes apoyar a todos en ese proceso de transición.

En relación a tí

En el primer mes, debes olvídate de la empresa anterior y la forma de trabajar que tenías anteriormente, estás en un sitio nuevo y seguramente la cultura empresarial es diferente (ni peor ni mejor). Es importante que identifiques lo que te falta para tener éxito en este nuevo puesto con el fin de acomodarlo a lo que se espera de ti.

En el segundo mes debes establecer los hábitos y las competencias adecuadas para hacer frente a las nuevas necesidades con las que día a día te estás enfrentando.

En el tercer mes, trabaja en crear coaliciones que te permitan estar en conexión con quien no dependa exclusivamente de ti (abrirse a los demás).

Share this...
Share on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario