Acepta las criticas

Artículos, Coaching, Desarrollo directivo
¿Verdad que a nadie le gustan las críticas? ¿Cómo actúas ante una crítica? ¿Te has parado a pensar si hay algún motivo que la justifique?
Podemos ver la crítica como una ofensa o como una excelente oportunidad para mejorar. Personalmente prefiero verlo desde la segunda opción.
Lo que es muy cierto es que la critica es una de las habilidades que menos toleramos quienes estamos acostumbrados a ocupar puestos de responsabilidad, en cualquier ámbito y no consideramos que bajo una crítica, por exagerada que pueda parecernos, siempre hay una base que los justifica, por pequeña que sea. ¿Aceptamos esto?
A través de mi experiencia y lo que he podido leer en otros apasionados de la consultoría y el coaching ejecutivo, considero que hay cinco consejos que debemos tener en cuenta:
1. Debemos distinguir a las personas que ejercen la crítica solamente como ofensa de quien lo hace para provocar el cambio.
Si bien es verdad que pueda haber una base para ejercer una crítica, hay personas que todo lo ven desde ese prisma y no saben comunicarse desde otro punto de vista que desde la crítica lacerante y la ofensa. Estas son personas negativas a las que hay que prestar la mínima atención. Sin embargo si debemos prestar atención a la crítica que se nos hace de forma constructiva.
 2. Acepta la autocrítica, te llevará al autoconocimiento.
Me gusta decir, que si rechazo una crítica, debo analizar por qué lo hago y qué razones tiene quien la hace… quizá ahí encontremos parte de la solución.
Si con frecuencia estamos justificando las críticas, debemos mirar si la historia que nos contamos es un cuento o es realidad. Como ejemplo personal te diré que cuando me he sometido  a un Feedback 360 y he visto lo que de mí piensan algunos de mis colaboradores, no me ha gustado mucho, sin embargo debo admitir que es su opinión y por mucho que quiera justificarla es lo que los demás piensan de mi; a partir de ahí tengo que elaborar mi plan de acción que corrija esto que los demás ven mejorable en mi. Si no lo acepto no mejor, si lo justifico me engaño a mi mismo.
3. El contraataque es más que una justificación; es un freno al desarrollo.

Deja que los demás se expresen, que cuenten su visión de cómo ven lo que critican, al fin y al cabo es una excelente oportunidad para cambiar, te están poniendo un espejo para que te mires donde la imagen no es la que tu ves, sino lo que ven los demás de ti. Cuando te defiendes desde el orgullo te bloqueas al cambio; recuerda que no se mejora si no hay cambio. Hay veces que la adaptación no solo es la mejor forma de supervivencia, es más que eso, es una forma de avanzar y de integrarse en nuevas formas de liderazgo. ¿Crees que eres menos líder por aceptar críticas de tu equipo? Como consejo importante: NUNCA INTERRUMPAS a quien te critica. Cuenta hasta diez o hasta veinte o mejor… guarda silencio y cuando se pase ese «punto de ira» responde ordenadamente. De esta forma sentarás no solamente un discurso de razones, sino también una explicación cargada de autoridad en la que muy posiblemente hayas incorporado elementos críticos que te han dicho.

4. Abre tu mente a las críticas.

Acepta la humanidad, somos humanos y por lo tanto no somos infalibles. Acepta a quien piensa diferente, estas personas también tiene sus razones ¿puedes tratar su opinión en tu estilo de liderazgo? Piensa también que quien está trabajando contigo y te critica, quiere lo mejor para ti y por ende para todo el grupo.

5. Gastar energía en rencor no sirve de nada.
Cuando buscamos los motivos de la crítica, además de tratar de justificarlas, perdemos un tiempo precioso que es inútil. Mejor pregúntate qué puedes sacar de positivo con las críticas, a qué enseñanza te conducen. La mejor recomendación que puedes darte es elaborar un plan de acción que te sirva para mejorar, integrando las opiniones de los demás. Lejos de perder liderazgo, ganaras una mejor forma de gestionar y seguro que un mejor reconocimiento como responsable y líder de tu equipo.

One thought on “Acepta las criticas

Responder a Jana Vlad Cancelar la respuesta