Tienes un conflicto

Artículos, Liderazgo y motivación

Descubrir un conflicto es la primera acción para empezar a solucionarlo. En este artículo te muestro un resumen de lo que he aprendido y he podido estudiar sobre los conflictos, algo que en muchos casos nos trae de cabeza…

Saber manejar un conflicto es tarea principal si tienes un puesto de responsabilidad en la empresa y en general en cualquier organización, sea del tipo que sea. Las personas somos muy diferentes, tenemos distintas formas de actuar y de pensar por lo que el conflicto forma parte de nuestra vida y sabemos que en algún momento se va a cruzar en nuestro camino.

Para resolver un conflicto el lider debe ejercer su responsabilidad con el fin de manejar adecuadamente estas delicadas situaciones. Lo principal frente a un conflicto es la comunicación pues de esta forma se establece una forma más agradable de trabajo y este además es más productivo. Es el líder quien tiene que tomar la sartén por el mango para hacer que las partes enfrentadas formen parte de la solución.

Para solucionar conflictos se debe tener una conducta que se manifieste de la siguiente forma:
  • Capacidad para tener una escucha activa, atendiendo a lo que la otra parte dice.
  • Analizar, identificar y y separar los problemas en partes para definir los elementos que puedan estar involucrados. Un problema normalmente es la suma de muchas pequeñas cosas; resolvamos estas pequeñas cosas paso a paso en lugar de ir al problema en su conjunto.
  • Hablar de forma neutral, sin pasiones y con claridad. Sin subjetividades y sin segundas intenciones.
  • Atender y respetar los valores que puede tener la otra parte; si se hieren los valores y la persona, la resolución del conflicto es complicada y podría tornarse imposible.
  • Entender que la otra parte tiene un punto de vista que está dispuesto a defender. La empatía juega un papel esencial. No se trata de entender las razones pero sí de respetar que lo hace en base a su creencia.
  • Fomentar el interés en la mediación que pueda minimizar el conflicto.
  • Establecer unas reglas que mejoren la comunicación y una interacción eficaz y ecológica (que no dañe a nadie ni nos perjudique a nosotros tampoco).
  • Si hay relaciones de poder, equilibrar el mando y actuar con generosidad.
  • Fomentar que las partes implicadas definan cómo va a ser la relación futura. Se tiene que establecer un plan de comunicación en el que las dos partes se comprometan a pequeños pasos, pequeños compromisos que a medida que se vayan realizando supondrán un logro común.

Para los líderes es primordial tener un amplio conocimiento sobre el manejo de conflictos ya que los mismos pueden afectar de forma negativa el desempeño de los empleados, y por ende la productividad.

El liderazgo debe tener presente la forma en la que tarde o temprano deberá afrontar un conflicto. En muchas ocasiones, una labor de mediación puede ser la mejor solución, en otras ocasiones será provocar una comunicación más activa por todas la partes y en las menos, deberá aplicar la rigurosidad que implique asegurar que un conflicto no daña la meta y el objetivo marcado.

Share this...
Share on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario