Coach o psicólogo

Hay notables diferencias entre un coach y un psicólogo.

La Psicología, es una ciencia relacionada con la salud, se dedica al conocimiento y tratamiento de la mente de la persona.

El coaching busca apoyar a quien lo necesita para conseguir sus metas partiendo de sus propias fortalezas.

Vamos a explicar las diferencias entre un psicólogo y un coach con una metáfora. Supongamos que una persona quiere destacar en un deporte, por ejemplo la carrera de 1500 metros en pista y esta persona se ha lesionado los tendones de su rodilla. Qué tiene que hacer:

  1. Como quiere competir, quiere estar bien…pero necesita sobre todo curarse, para lo cual acude a un médico que le rehabilite hasta que su rodilla está en condiciones óptimas de movilidad. Necesita estar con condiciones para ponerse en forma.
  2. Ahora, una vez que su rodilla se mueve bien y no tiene inflamaciones, ni dolores, lo que busca no es solo ponerse en forma sin más, sino mejorar su técnica de carrera para ganar tiempo.

En el primer caso, lo que necesita es un médico o quizá un fisioterapeuta, en el segundo caso lo que necesita es un entrenador. Si comparamos esto con en mundo de la psicología y el coaching, en el primer caso actuaría un psicólogo y en segundo caso, que lo que quiere es conseguir una meta concreta, actuaría un coach (precisamente esta palabra inglesa, significa entrenador). Haciendo una explicación muy ligera, podríamos decir que un coach es como un entrenador de tu proyecto de vida.

Por lo tanto, como coach certificado, puedo apoyarte a conseguir tu objetivo, puedo ofrecerte herramientas que te van a servir para que tu saques lo mejor que tienes dentro de ti. El éxito será enteramente tuyo, yo tan solo seré tu entrenador.

Para hacerte una idea, no vamos a hablar en un diván, ni en un gabinete bajo una bata blanca. NO. Yo te acompañaré y hablaremos dando un paseo, tomaremos un refresco en una cafetería o me sentaré a escucharte donde tu estés y donde te sientas con más comodidad.


Cómo serán las sesiones de coaching. Cuánto cuestan.

La primera sesión es siempre sin coste alguno y sin compromiso de seguir con más sesiones. En ella escucharé tus intenciones y el objetivo que quieres alcanzar, haciendo una primera valoración. Te explicaré qué podríamos hacer y juntos acordaremos la forma que vamos a tener para comunicarnos.

Las siguientes sesiones (normalmente entre 6 y 10) tienen un valor que seguro va en consonancia con la satisfacción de haber conseguido la meta que te vas a proponer y a la que yo voy a apoyarte para conseguirla. Además si no son de tu satisfacción, te devolveré el dinero.

No se trata de trabajar contigo, quiero apoyarte para que consigas tus logros y para eso seré tu aliado. Ponte en contacto conmigo y hablamos.

Confidencialidad.

Esta es una premisa básica a la que me comprometo como coach. Estoy sujeto al código deontológico de la Asociación Española de Coaching (ASESCO) y firmaremos un compromiso de confidencialidad entre los dos; puedes confiar.