Liderazgo influyente

Artículos, Liderazgo y motivación

El liderazgo influyente se ejerce por alguien que es capaz de fomentar lo mejor de cada uno sin anular ni quitar la brillantez en lo que otros puedan expresar. Esta influencia hace que los demás se sientan realizados y sean proclives a dar su opinión, aportar ideas y sugerir cambios que en muchos casos será de gran valor al conjunto.

Estos son los líderes del futuro, los que son capaces de ayudar a otras personas a desarrollar su inteligencia y talento. Liz Wiseman los llama líderes multiplicadores y tienen las siguientes características:

1.- Atraen talentos

Un líder multiplicador está convencido que todas las personas tienen talento y que tan solo hay que descubrirlo por lo que se encarga de buscar esta aptitud, de descubrir ese pequeño genio que todos llevamos dentro. Un líder así es capaz de eliminar barreras que impiden que las personas brillen por sí mismas y como consecuencia de esto, se genera un buen entorno laboral que conducen a alcanzar los retos.

Un líder tiene que saber sacar lo mejor de cada miembro de su equipo y más que eso, saber qué tarea debe encomendar a cada uno en función de su talento y su capacidad de trabajo. De esta forma se consiguen los mejores resultados.

2.- Liberadores

Admiten que las personas pueden equivocarse y que esto forma parte del propio aprendizaje. También potencian la toma de decisiones y la asunción de riesgos pues esto potencia y libera a la persona haciéndola responsable. Una persona que se siente liberada en este aspecto estará más decidida a aplicar todo su conocimiento en pos del beneficio común.

El excesivo control lo único que consigue es que el colaborador pierda interés y se sienta como una pieza más, mientras que potenciar la autonomía y la libertad de acción, dentro de los objetivos marcados para llegar a la meta final, hace que uno ponga más de su parte.

3.- Buscadores de retos

Saben identificar dónde están las nuevas oportunidades y cuando las encuentran dirigen su reto hacia ahí. Esto hace que el equipo crea en el reto y que se considere como un meta alcanzable.

La iniciativa desde el trabajador nos puede dar innumerables sorpresas y desde luego es una excelente excusa para compartir comunicación y experiencia.

4.- Creadores de debate

Facilitan el debate de forma productiva y animan a que todos participen con su opinión. Además una vez analizadas las opiniones ayuda a que se tomen decisiones y se persigan por parte de todos.

Los debates provocan opiniones y estas pueden darnos una preciosa información para tomar decisiones que de otra forma nos podría costar. Además esto hace que el trabajador se sienta valorado en su aportación al conjunto.

5.- Capacitadores

Dan la autoridad a una persona del equipo para la consecución del resultado final a la par que invierten los recursos disponibles para que esta tarea sea llevada a cabo.

Cuando a una persona o a un grupo de personas, se le otorga la responsabilidad para alcanzar el objetivo, se consigue una mayor implicación.

Share this...
Share on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario